Se encuentra usted aquí

Concurso Post- it, Expo-venta de Arte Contemporáneo Cubano

Lisday Martínez Saavedra

Un espacio concertado para creadores menores de 35 años, donde la pauta de la creación es agrupar tendencias, modos y medios de expresión artística, desde el disfrute estético, el compromiso político, los problemas sociales hasta las obsesiones y valores personales. Un fuerte componente de expresión crítica, una respuesta al radicalismo de los contextos sociales en Cuba; donde lo heterogéneo es una categoría identitaria del buen hacer contemporáneo.

Un arte con visiones atrevidas y espacios apostando por un aumento o el rejuvenecimiento de la escena artística cubana.  Quehaceres que transitan por nuevas etapas de madurez, en tanto sus creadores pujan por la inserción de sus obras en nuevos mercados. Todo esto y más es Post-it; un evento que dentro de sus máximas está la de ampliar las posibilidades de exhibición dentro y fuera del país, apostando por promover e impulsar lo más actual de la creación artística cubana, sin excluir tipologías discursivas.

Un concurso que se sustenta en la alternativa de apoyar al talento joven, teniendo en cuenta el alto nivel creativo y la inventiva.  De esta forma transita por zonas endeudas y retoma el interés por un arte hecho en Cuba, y por las propuestas que sugieren un canal para el reconocimiento de una estética plural, deambulando entre los cuestionamientos del hombre y su cosmogonía; lo autorreferencial y un diálogo tan variado como su propia esencia.

Conforme a su propuesta, Post-it procura el virtuosismo técnico y los retos tecnológicos de sus concursantes, la apropiación de íconos y la frescura que emana de un hacer que asume sin reparos, la hechura del buen arte.

De positivas calificaría las huellas reflexivas entre la crítica y el artista. Buena es la propuesta, pero se abre una incógnita: ¿qué pasa con el talento no residente dentro de los predios de esta ciudad? ¿quizás sea falta de promoción?

Sujeto a modificaciones, para que este evento se convierta en un movimiento gigantesco; donde exista un desbordamiento creativo de toda la isla, y se abra a un abanico de posibilidades; pues se estaría configurando un nuevo paisaje caracterizado por la participación masiva enriquecida por un imaginario plural, en franca ruptura con la visión capitalizada; advertiría que el acrecentamiento del impacto promocional  sería cualitativamente positivo, por el eco de las obras que pudieran adquirirse y evaluarse.

La información es poder, la comunicación y el encuentro con los públicos es valedero e importante. No solo por el artista o el estudiante de arte que es el que puede participar en el concurso; hablo entonces de la prensa que podría cubrir el evento, y del público en general ávido de conocer lo que está sucediendo. Hay que apelar a cuantos recursos sean posibles. ¡Herramientas hay, úsenlas!

 Sedes- Galería Galiano

             Collage Habana

              Artis 718

(Tomado de Cubarte)

Periodista colaboradora del Portal Cubarte.