Se encuentra usted aquí

“El cartel de la Revolución”, un libro imprescindible

Adalys Pérez Suárez

#Cuba #CubaEsCultura #CNAP #ArteCubanoContemporaneo #MNBA #CartelCubano

En la tarde de este martes fue presentado en el Teatro del Edificio de Arte Cubano del Museo Nacional de Bellas Artes (Mnba) el libro El cartel de la Revolución, volumen que ofrece una amplia panorámica de la producción de esta expresión de la gráfica en el país, entre 1959 y 1989.

Trescientas cuarenta reproducciones de dichas obras, una ínfima representación de las existentes en las colecciones privadas del diseñador José (Pepe) Menéndez y Damián Viñuelas, fueron seleccionadas para el volumen publicado por Ediciones Polymita, bajo la dirección del destacado fotógrafo Julio Larramendi.

Al dirigirse al público reunido en la presentación, el Premio Nacional de Diseño 2017 señaló que, junto a Viñuelas, tiene el propósito de continuar sacando a la luz otros períodos de este importante segmento de la visualidad cubana, hasta llegar a sus exponentes más contemporáneos.

Acerca del período seleccionado explicó que ya a mediados de los años 60 el cartel cubano se había dado a conocer con fuerza, dentro y fuera del país; beneficiado además por la simpatía que despertó la revolución cubana, de la cual fue expresión.

Por otro lado, apuntó, 1989 marcó el cierre de un ciclo de creación con la irrupción de las técnicas digitales y la influencia que, en cuanto a perspectiva y producción, trajo consigo la crisis económica de los años 90.

En la foto: De izquierda a derecha, Julio Larramendi, Jorge Bermúdez, Damián Viñuelas y José (Pepe) Menéndez.

El reconocido ensayista y crítico de arte Jorge R. Bermúdez, se refirió a la necesidad de libros semejantes; así como de que las instituciones tomen conciencia de la importancia de este arte y asuman su relectura, de forma tal que las nuevas generaciones se sientan orgullosas de la sensibilidad y sentido de la belleza que también florecieron en el país en aquellos primeros años de la revolución, marcados por las agresiones y las luchas ideológicas.

Por su parte, Julio Larramendi situó la génesis de este volumen, cuarto que dedicado al patrimonio cultural de la Isla publicaPolymita, en el titulado Vallas y carteles de Cuba de la misma editorial; si bien reconoció que en él la referencia a la cartelística no era tan consistente, como en el preparado por Menéndez y Viñuelas.

En la presentación, este último enfatizó que el libro está dedicado a todos los diseñadores cubanos “por la poética visual que nos han entregado, por su capacidad intelectual y creadora; por la revolución gráfica e imaginación; por su consistencia, persistencia y tenacidad que han hecho de la gráfica cubana, tal vez sin saberlo, el arte de la segunda mitad del siglo XX en Cuba”.

A una representación de ellos les fueron entregados ejemplares del volumen este martes en el Mnba; al igual que a instituciones destacadas por la promoción del cartel cubano, como el Icaic, la Organización de Solidaridad de los Pueblos de Asia, África y América Latina (Ospaal), y el Departamento de Orientación Revolucionaria del PCC.

(Tomado de Cubarte)

http://www.cubarte.cult.cu/periodico-cubarte/el-cartel-de-la-revolucion-...

Adalys Pérez

Periodista de CMBF, Radio Musical Nacional y Cubarte.