Se encuentra usted aquí

Inauguran en Bellas Artes exposición por aniversario 50 del Salón de Mayo

Adalys Pérez Suárez

#CubaEsCultura #CNAPCuba #ConsejoNacionaldelasArtesPlasticas #artecubanocontemporaneo

La relevancia cultural del Salón de Mayo francés en la Europa posterior a la Segunda Guerra Mundial y la influencia que ejerció en la plástica cubana su presencia en La Habana durante el verano de 1967, fueron destacados el pasado viernes 13 de octubre por la crítica de arte Dra. Lliliam Llanes Godoy, durante la apertura de la muestra que, con motivo del aniversario 50 de dicho acontecimiento, organizó el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA).

Autora de un libro que analiza con detenimiento la mega exposición instalada en el Pabellón Cuba hace medio siglo y testigo presencial de aquellas jornadas, la también investigadora y curadora subrayó que, si bien los jóvenes artistas que viajaron con las obras no habían tomado parte del Salón parisino, sí representaban las tendencias emergentes en el Viejo Continente, la Nueva Figuración.

El prestigio de los críticos e intelectuales que también arribaron a la capital cubana, fue asimismo señalado por la oradora, quien hizo énfasis en el curador suizo Harald Szeemann, posteriormente figura clave de Documenta, especie de continuación de aquella iniciativa francesa que, frente al empuje de las galerías neoyorkinas, intentó devolver a Europa su influencia dentro del arte contemporáneo de postguerra.

“Fue una época en la que nuestra generación y ellos formábamos parte de aquella utopía que aspiraba a crear un mundo diferente, un mundo mejor. Formábamos parte de aquella generación que quería crear dos, tres, muchos Viet- Nam. En el grupo no solo venían los artistas, venía una fuerza ideológica muy fuerte que estaba produciendo una nueva tendencia dentro del arte europeo”, expresó la Dra. Llanes Godoy, para finalmente elogiar a la curadora Delia López y al equipo del MNBA que concibió La Gran Espiral. Cincuenta años del Salón de Mayo de 1967, abierta al público en el tercer nivel del Edificio de Arte Cubano hasta el 11 de diciembre.

La muestra en cuestión está presidida por los 55 m del mural Cuba Colectiva, “happening” iniciado con las pinceladas de Haydée Santamaría, a las que siguieron en una gran espiral las de algunos de los artistas visitantes y las de colegas suyos cubanos, como Wifredo Lam, impulsor de la idea de traer a La Habana el XXIII Salón de Mayo francés, evento que por vez primera cruzaba el Atlántico.

También aparecen en la exposición, entre otras, obras de Cesare Peverelli, Valerio Adami, Edmund Alleyn, Gudmundur Gudmundsson Erro, Lourdes de Castro y Marc de Rosny; así como de los autores del patio que participaron en esa edición de la cita gala: el propio Lam, Antonia Eiriz, Mariano Rodríguez y Raúl Martínez.

De este último, además del Martí en rojo, exhibido en esa oportunidad en Francia y atesorado actualmente por Casa de las Américas, se muestran otras obras como Guerrilleros, OLAS y Los agentes, originadas a partir de acontecimientos del momento: la presencia del Che en Bolivia, el I Congreso de la Organización Latinoamericana de Solidaridad y el apresamiento de dos espías yanquis en La Habana.

Otros artistas cubanos representados en el Pabellón Cuba y mostrados ahora en el Edificio de Arte Cubano son Fayad Jamís, Umberto Peña, Santiago Armada (Chago), Jorge Camacho y José Masiques.

Asimismo, está incluida la iconografía que generó en los artistas extranjeros su experiencia en la Mayor de las Antillas. Pinturas de Bernard Rancillac inspiradas en fotos de Fidel y del Che ocupan el primer segmento de La Gran Espiral, en el que también se proyectan el documental de Bernabé Hernández Salón de Mayo y una selección del Noticiero ICAIC Latinoamericano de 1967.

Aportan también a la contextualización de aquel suceso una vitrina con publicaciones de la época; así como una veintena de fotos que recogen momentos de la producción y montaje de las piezas, el intercambio entre los participantes y su presencia en importantes eventos de entonces, uno de ellos el acto en Santiago de Cuba por el aniversario 14 del Asalto al Cuartel Moncada.

En la inauguración de la muestra Jorge Fernández Torres, director del MNBA, agradeció la colaboración prestada para este proyecto por el Consejo de Estado de la República de Cuba, Casa de las Américas, la Cinemateca de Cuba y la Embajada de Francia.

Adalys Pérez

Periodista de CMBF, Radio Musical Nacional y Cubarte.

Fotografía: Adalys Pérez