Se encuentra usted aquí

“(Otras) Crónicas…” y otros viajeros, en Galería Casa 8

Adalys Pérez Suárez

#Cuba #CubaEsCultura #CNAP #Artecubanocontemporaneo

Con un sólido y atrayente concepto curatorial de sus jóvenes especialistas Johanna Luque Novoa y Yenisel Osuna Morales, Galería Casa 8, del Fondo Cubano de Bienes Culturales, dejó inaugurada este jueves la exposición (Otras) Crónicas marcianas, con obras de ocho artistas que tienen en común, además del oficio, la recurrencia en el tema de los viajes.

Tal criterio y la búsqueda de diversos matices en su tratamiento, decidieron la selección de Pedro Pablo Oliva, José Toirac, Marlon Portales, Frank Mujica, Maikel Sotomayor, Greta Reyna, Alejandro Alonso y Danco R. Duportai, para conformar la nómina de autores en esta muestra, abierta al público hasta el 26 de abril próximo.

Las piezas, en ocasiones realizadas durante el desplazamiento geográfico de dichos artistas, resumen —a modo de crónicas de viajes— las experiencias y sensaciones tenidas allí, o los recuerdos reelaborados visualmente tras el regreso.

Se exceptúan José Toirac, quien en sus pinturas trata de conformar un perfil del Ché, a partir de las fotografías tomadas por este en diferentes escenarios y etapas de su vida; y Alejandro Alonso, con un video en el que intenta reconstruir la memoria de una familia espacialmente dispersa, y fotos propias de la investigación para un documental sobre asentamientos estadounidenses llamados Cuba, que el cierre de la Embajada de la nación norteña en La Habana le ha impedido filmar.

En tal sentido, las Crónicas…de Casa 8 difieren de las que exhibe actualmente en el Museo Nacional de Bellas Artes Leandro Soto; pues, en estas últimas, el artista suprime su individualidad para mostrarnos culturas a las que se ha integrado, evitando en todo momento arrojarles la mirada de un extraño o “marciano” que arriba a ellas.

De acuerdo con lo expresado al Periódico Cubarte por la curadora Yenisel Osuna Morales, en este primer acercamiento al tema de los viajes, en el que han descubierto otras vertientes susceptibles de abordar, ambas especialistas prefirieron descartar lo relacionado con la emigración cubana, profusamente tratada ya en las artes visuales del país.

En consonancia con el sentido de la muestra, desestimaron también formas de representación vinculadas a las nuevas tecnologías, privilegiando otras más tradicionales como la pintura y el dibujo, empleadas en la antigüedad por los artistas que iban de un lado a otro.

“Aun en el caso de las fotografías, estas son analógicas o polaroid, que no es el registro fácil que se obtiene ahora en los viajes, con todo este aparataje tecnológico que se tiene. Aunque en la exposición está también la otra línea, que es la de aprovechar, en el caso del video, la posibilidad que este ofrece de completar aún más la memoria”, subrayó la curadora.

En la propia museografía, se ha tenido en cuenta lo fragmentado y azaroso del viaje, con obras que formaron parte de otras exposiciones dentro o fuera del país y ahora dialogan en espacio y contexto diferentes. O con aquellas que conservan huellas dejadas por el traslado, en ocasiones cuando aun el secado de los pigmentos no había concluido en el momento de partir hacia el aeropuerto.

El mismo catálogo, que las especialistas hubieran querido manuscrito, recuerda los diarios de viaje, con anotaciones de los propios artistas o de escritores que reflexionaron sobre la aventura de andar por el mundo y la maravilla de regalar a otros el recuerdo de esta experiencia.

(Tomado de Cubarte)

http://www.cubarte.cult.cu/periodico-cubarte/otras-cronicas-y-otros-viaj...

Adalys Pérez

Periodista de CMBF, Radio Musical Nacional y Cubarte.