Se encuentra usted aquí

Trinidad en el itinerario del Consejo Mundial de Artesanías

Por Yainerys Avila Santos

Sancti Spíritus.- Con el fin de valorar en los talleres de los artistas o en los espacios públicos devenidos plazas de creación la declaratoria final de Trinidad como Ciudad Artesanal, especialistas de varios países visitan hoy la antiquísima localidad de la provincia de Sancti Spíritus.

Provenientes de 11 naciones, entre ellas Chile, Colombia, Guatemala y México, los expertos recorren además sitios de alto valor histórico y sociocultural como la casa-hacienda Manaca Iznaga, en el Valle de los Ingenios, lugar donde se ubicó uno de los más afamados ingenios azucareros de la región y se erige la torre de 43,5 metros de altura.

De acuerdo con Silvia Orellana, especialista de la filial espirituana del Fondo Cubano de Bienes Culturales, el periplo forma parte de la séptima reunión del Consejo Gubernamental de Artesanías que del 30 de mayo al primero de junio sesionó en La Habana y abre también múltiples oportunidades para quienes conservan y difunden esta manifestación.

La mundialmente conocida familia Santander o el taller de Yudit Vidal Faife, creadora que impulsa además “Entre hilos, alas y pinceles”, proyecto que legitima la pintura y el tejido, figuran igualmente en el itinerario, detalló a la prensa Orellana.

Según se ha dado a conocer en días recientes, los expertos forman parte del Consejo Mundial de Artesanías, organismo cuya labor está enfocada al rescate y a la conservación de la artesanía a nivel mundial.

Cuando se conformó el expediente para presentar la candidatura de Trinidad a la condición de Ciudad Artesanal del Mundo, el periódico espirituano Escambray refirió que entre los argumentos esgrimidos está la permanencia y enriquecimiento de las labores de la aguja en el sureño territorio y los esfuerzos institucionales por fomentar su práctica.

Entonces, la propia Oficina del Conservador de la Ciudad de Trinidad y el Valle de los Ingenios, subrayó que la larga historia de esta manifestación convierte a la singular localidad en referencia a nivel de país y en un ejemplo para muchos pueblos de América, significó igualmente el semanario provincial.

De concedérsele esta condición a la llamada ciudad museo del Caribe se abren las puertas, a su vez, para la creación de nuevos horizontes de cooperación y asociación con los artesanos de Iberoamérica.   

 

Tomado de Cubarte