Se encuentra usted aquí

Panthomimes Batos – Appalossa, de Glauber Ballestero

Mi obra versa sobre la raza blanca, vista y asumida no como finalidad, sino como punto de partida, las piezas son extremadamente artificiales, operan como la actuación de un figurante en un filme… se nos presentan superficiales, como la piel al cuerpo, pero no humano, sino prostético. Para esta pieza se ha creado un nuevo juego, cuya dinámica ha asumido diversos elementos de la indumentaria, vestuario, terreno y accesorios de deportes como baseball, golf, football americano, esgrima, entre otros. Es ejecutado por una sola persona, no tiene reglas propias, no hay un perder ni un ganar, su finalidad es la experiencia de jugar. La obra en sí es su representación, una ilusión, una reminiscencia, lo que vemos es una distribución espacial combinada con sonido, dando la idea de algo que imperceptiblemente está aconteciendo. Esta obra es, definitivamente, una documentación, siendo difícil discernir si es de algo que pudiera estar pasando, sucedió, u ocurrirá en cualquier momento.

Panthomimes Batos – Appalossa, de Glauber Ballestero