Como preludio: “2 y Punto." Sobre la muestra bipersonal de Evelyn Aguilar y Alejandro Jurado


como-preludio-2-y-punto-sobre-la-muestra-bipersonal-de-evelyn-aguilar-y-alejandro-jurado
Exposición "2 y Punto." Julio, 2022. Galería El Túnel, Pabellón Cuba

María Victoria Pérez Rodríguez (Vicky)

Fotografías: Maité Fernández Barroso

Es un gusto para muchos recuperar espacios un tanto olvidados a razón de la Covid-19, como lo es la Feria de la Cultura Cubana Arte en la Rampa; actualmente emplazada en su tradicional sede: el Pabellón Cuba. La popular feria quedó inaugurada el pasado viernes 22 de julio a las dos de la tarde con la muestra bipersonal titulada 2 y Punto. El nombre coquetea un tanto con la fecha y la hora de su apertura, pero, sobre todo, resalta la simplicidad de una idea curatorial con dos protagonistas: la joven pareja de artistas Alejandro Jurado y Evelyn Aguilar.

Vista general de la exposición 2 y Punto. galería El Túnel, Pabellón Cuba

La exposición se encuentra ubicada, exactamente, en la Galería El Túnel del Pabellón Cuba. Es casi obligatorio para los visitantes de la Feria pasar por esta zona y toparse con la grata sorpresa de un proyecto fresco, sin complejidades a la hora de establecer un diálogo para el espectador conocedor o no de artes visuales. La colocación de las piezas a modo de zigzag hace que este breve recorrido sea cómodo y agradable para cualquiera; es la propia intuición curiosa de todo ser humano la que provoca que el público avance girando su cabeza de izquierda a derecha de manera coherente según sus pasos. Resulta admirable el pensamiento del espacio y la disposición de las obras. Más allá de la correlación que debe existir entre ellas por el seguimiento de un concepto curatorial, Meira Marrero -curadora- planifica toda una experiencia visual como preludio para Arte en la Rampa, fin que justica la muestra.

Se hacía entonces necesario un pensamiento como este para montar una exposición dirigida a un público plural y en muchas ocasiones accidental. No todos los visitantes son conscientes de la existencia de 2 y Punto, y, por tanto, era imprescindible que la muestra resaltara ante los distraídos. Así, nada mejor que colocar frente los ojos curiosos obras abstractas sin un pie de obra, dando la posibilidad de explotar el carácter polisémico del arte; y, sin más distracciones o guías que tres frases de Pablo Picaso, Jackson Pollock y Frida Kahlo, bocadillos que acompañan el recorrido y van, de algún modo, mediando las lecturas de las imágenes.

Se pudiera hablar entonces de la búsqueda de visualidades contrastadas, tanto en posición como en temática. Si bien en la obra de Jurando se torna recurrente la alusión a bosques tupidos desde diferentes perspectivas e iluminación, en la obra de Evelyn se recordará el mar y las crestas de las olas cuando rompen.

La posibilidad de la interpretación libre enriquece el valor de la exposición, mas no se trata de una propuesta azarosa, pues muchos podrán coincidir en una misma, aunque muy general, lectura de esta experiencia visual. Para aquellos que conocen la obra de estos jóvenes artistas, no será difícil identificar de inmediato la naturaleza, trabajada desde visiones y técnicas particulares. Se pudiera hablar entonces de la búsqueda de visualidades contrastadas, tanto en posición como en temática. Si bien en la obra de Jurado se torna recurrente la alusión a bosques tupidos desde diferentes perspectivas e iluminación, en la obra de Evelyn se recordará el mar y las crestas de las olas cuando rompen.

Con una trayectoria menos conocida, la artista Evelyn Aguilar apuesta por mostrar al público una relativa nueva forma de creación. Pasa de sus curiosos y detallistas dibujos tipográficos, a una producción mixta entre pintura y grabado sobre soportes varios. La irregularidad sobre la que realiza sus trabajos es aprovechada con la intención de buscar con el relieve cierta sensación de movimiento que asemeje lo natural. La artista brinda la noción de obra con la agrupación de varias piezas de pequeño formato generalmente, creando conjuntos de imágenes comunes; en algunos casos para dar forma a una sola, y en otros para reiterar ideas con pequeños cambios.    

Alejandro Jurado, por su parte, trae a la exposición una versión conocida de sí mismo. Piezas, algunas, que pertenecen a su espectacular serie Caleidoscopio (2021), fáciles de reconocer por la técnica tosca y los relieves creados por el propio óleo. Obras cargadas de color, textura e imaginación, sirviendo de analogía metafórica de múltiples paisajes fantásticos montados en grandes lienzos que invitan a sumergirse en ellos. Pero aquellos que siguen su producción artística, estarán al tanto de los cambios que ha sufrido su creación. Esperamos consumir las novedosas piezas en un espacio físico y en fecha cercana, para así conocer su prometedora nueva versión.

Finalmente, al terminarse la visita a la feria, no se debería dejar de volver a pasear por el Túnel, tal vez el recorrido a la inversa traiga nuevas lecturas e incluso una nueva experiencia.        

       


0 comentarios

Deje un comentario



v1.0 ©2019     Desarrollado por Cubarte