Diálogos necesarios: minimal MAXIMAL en Factoría Habana


dialogos-necesarios-minimal-maximal-en-factoria-habana
Exposición "minimal MAXIMAL MAXIMAL minimal". Factoría Habana

Por: Mariana Mora

Fotografía: Maité Fernández

Los diálogos entre diversos artistas en espacios expositivos son, por lo general, dados al agradecimiento, pues brindan a los espectadores nuevas formas de ver y entender las obras y sobre todo generan interconexiones que facilitan la comprensión del arte y su historia. La exposición minimal MAXIMAL MAXIMAL minimal inaugurada el pasado 7 de octubre en Factoría Habana, probó lo acertado del ya mencionado diálogo, alcanzado esta vez gracias a la conjunción de dos excelentes artistas cubanos: Michel Pérez (Pollo) y Laura Carralero. Con curaduría de Concha Fontenla, el espacio de la galería resultó más que propicio para la interrelación de dos formas de hacer un tanto opuestas.

Michel Pérez (Pollo), Perfume, 2022. Óleo sobre lienzo, 400 x 400 cm

Es indudable que las obras de Michel Pérez (Pollo) se apoderan enseguida de la mirada del espectador. Por supuesto, la gran escala que ostentan se hace dueña del espacio y de la atención; pero no es solo eso. Los óleos de este artista enamoran por la capacidad de crearnos disímiles perspectivas, de diseccionarnos en distintas realidades a partir de la visión de un solo objeto. Sus cuerpos llevados a la pintura han evolucionado a lo largo de los años transitando desde el punto donde aún podíamos dilucidar algo de los modelos, hasta prácticamente una abstracción de las formas donde la perspectiva del visitante y lo que logre descubrir en los cuadros resulta lo esencial. La ilusión se convierte en el principal asidero junto al rejuego con los colores, los cuales producen sensaciones, mayormente cálidas, en aquel que los mira.

Michel Pérez (Pollo), Perfume, 2022. De la serie Cóncavo y convexo. Óleo sobre lienzo, 400 x 400 cm

El Pollo –como afectuosamente le llaman– ha logrado crear un lenguaje propio, reconocible aún sin escuchar su nombre, donde las relaciones entre la apariencia y la esencia –como él mismo apuntara en alguna ocasión– se convierten en el elemento clave. En esta exposición sus tres obras de increíbles magnitudes nos atrapan por completo más allá de su escala; nos aferran por la capacidad de traducir las formas en universos distintos para cada persona. El detalle en los matices, las sombras, las perspectivas, la lograda tridimensionalidad de los objetos no han perdido la perfección en las obras del artista.

Obras de Laura Carralero

Laura Carralero. Paredes escalonadas, 2020. Óleo sobre tabla 40 x 40 cm

Aun con el notable tamaño de las pinturas de Michel Pérez, los óleos sobre tabla de Laura Carralero no se reducen en importancia. Si se quiere, incluso, ganan en relevancia, pues el acercamiento del espectador se vuelve más necesario para poder detallar las piezas. Por lo tanto, la interconexión entre el público y las obras se torna mucho más íntima.

Laura Carralero. S/T, 2020. Óleo sobre tabla 40 x 28 cm 

Laura Carralero. Fragmentos III, 2022, 25 x 25 cm

Laura Carralero resalta con sus tablas –de un menor formato– por su cuidadosa deconstrucción de las estructuras arquitectónicas. El estrecho vínculo entre pintura y arquitectura consigue erigir un lenguaje artístico que se trasluce en el diseño de espacios constructivos logrados a través del movimiento de las líneas. Su finalidad es también crear distintas impresiones, encontrar el origen de aquello que vemos aun cuando eso que percibimos nazca del ingenio de la artista. El aislamiento les concede a sus imágenes el poder de descontextualizarse y transformarse con un nuevo significado. Por otra parte, la colocación de las figuras en un entorno ocre inquietante crea un interesante contraste con las obras de Michel Pérez que se presentan más serenas. Así, se conciben en la exposición diferentes escenarios de introspección para personalidades heterogéneas; o, en una arista opuesta, se logra que el público experimente distintas sensaciones en un mismo espacio.

Laura Carralero, S/T, 2022. Óleo sobre tabla, 30 x 30 cm

minimal MAXIMAL MAXIMAL minimal consigue una atrayente articulación entre las obras de Laura Carralero y Michel Pérez Pollo. Ambos artistas, desde sus diferentes formatos y expresiones, versan en torno a la deconstrucción de estructuras y objetos, juegan con las perspectivas y facilitan el cuestionamiento de posibles realidades a través de cuerpos y arquitecturas que podemos encontrar en la cotidianidad. El contraste visual deviene altamente atractivo, no solo por la diferencia de tamaño de las obras que va creando una línea visual cautivadora, sino por los materiales y colores utilizados, y también por el tratamiento de las figuras. En ambos artistas se percibe un estudio dedicado y una capacidad asombrosa de transformación de objetos y estructuras al plano bidimensional. La exposición estará abierta hasta inicios del año próximo, por lo que el paso por Factoría Habana para todos aquellos amantes de nuestro arte cubano, deberá ser casi obligatorio.


0 comentarios

Deje un comentario



v1.0 ©2019     Desarrollado por Cubarte