Farmacia, precisando Ópticas


farmacia-precisando-opticas
Muestra colectiva "Óptica de precisión", en el Museo de Arte Pinar del Río (MAPRI) como parte de la 14 Bienal de La Habana.

Por: Yanetsy Ariste

Escritora, periodista y crítico de arte. Miembro de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) y del Movimiento de Poetas del Mundo. Licenciada en Historia del Arte en la Universidad de La Habana.

Fotos: cortesía de la autora y del equipo de FARMACIA.

 

El proyecto artístico pedagógico Farmacia, participa en la 14 Bienal de La Habana con tres experiencias que incluyen varias exposiciones y ciclos teóricos agendados desde el pasado 20 de noviembre y hasta finales de este mes.

Óptica de precisión. Museo de Arte Pinar del Río (MAPRI).

Una de esas exposiciones, Óptica de precisión está a disposición del público en el Museo de Arte Pinar del Río (MAPRI), con fotografías, audiovisuales e instalaciones de 19 artistas de diferentes nacionalidades: Alain Cabrera (Cuba), Ana Karina Medrano (Venezuela), Arturo Macías Barrios (México), Bettina Geisselmann (Alemania), Camilo Castro Lezano (Chile), Carolina Brenes (Costa Rica), Dairo Muñoz Machín (Cuba), Francisco J. Tumbeiro (Cuba), Januar Valdés Barrios (Cuba), José Carlos Nievas (España), Juan Carlos Rodríguez Valdés (Cuba), Manolo González (Cuba), Mino Di Vita (Italia), Raydel Hernández Iglesias (Cuba), Orlando Barrera Mireles (Cuba), Yeney Ramos Camejo (Cuba), Yerandy Pérez Aguilar (Cuba), Yunior Pérez Rodríguez (Cuba) y Zandi Dandizette (Canadá), que colaboran con el proyecto o forman parte de él, ya que en los últimos años se ha convertido no solo en una escuela de artes visuales sino en plataforma curatorial.

Yunior Pérez Rodríguez (Cuba). Ausencia, 2022. Instalación.

Farmacia continúa su línea de trabajo y discursa sobre consideraciones ontológicas, volviendo a la naturaleza como parte de la esencia humana, mediante un estudio de identidad individual y cultural en tiempos de globalización, que enarbola la imagen como la proyección de un deseo interior.

Tener Óptica de precisión, en este caso, «es acercarse a otra visión de la realidad… implica una antropología de la memoria telúrica que posibilita reconfigurar los nuevos entornos de la existencia». En otras palabras, «es la percepción individual que cada artista tiene de su mundo y cómo la traspola a su ejercicio creativo, mediante una gran variedad de recursos que dependen solo de su ingenio y ganas de hacer» —según ha quedado defino en una de las paredes del museo.

Raydel Hernández Iglesias (Cuba). Desobediencia, 2022. Instalación.

Entre las obras presentadas vale destacar la (doble) instalación Humo Blanco, de la serie Mostros matemáticos, del mexicano Arturo Macías Barrios, proyectada sobre la pared por objetos que aluden a la historia natural del hombre y su folclor, unidos por hilos, creando el esbozo de la constelación de Orión, el gigante cazador. Enfrente, las fotografías concatenadas de esos objetos, aparecen relacionadas a fórmulas científicas, como si esta parte de la instalación fuese un índice de la otra que explicita el valor emocional y racional del artista por cada objeto (caracol, carbón, pluma, etc.).

Humo blanco es una obra depurada en sus formas, manifestación de un pensamiento abstracto que ha requerido una desconexión parcial con el mundo material para hallar relaciones y vínculos con nociones del universo inmaterial. Es una pieza muy antropológica, porque en gran medida disecciona el Ser, y lo justifica a través de las ciencias, con referentes a la arqueología, la lingüística, la cultura y la sociedad.

Orlando Barrera Mireles (Cuba). Big body mountain, 2022. Intervención en pared. 5 x 3,27 m.

Por su parte, la instalación de la cubana Yeney Ramos Camejo, Ensayo I de la serie Entre la tierra y el cielo: viajes de ida y vuelta, es un encuentro autoetnográfico, apuntalado como forma femenina de resistencia ante la colonialidad simbólica de occidente. Aquí la autora ha experimentado con el pan, el vino y los fluidos corporales: valiéndose de un pañuelo como contenedor.

El pan es alimento para el cuerpo y el espíritu, por lo que simboliza, la renovación, la prosperidad, la humildad y el sacrificio. Para el cristianismo, por ejemplo, el rito de la Ofrenda del Pan tiene significado bautismal, eucarístico, antropológico y social.

Bettina Geisselmann, enlaza la fotografía Agua seca a la cita de Lacan: «Lo que hay en la cosa: es el verdadero misterio», al proponer una reflexión sobre el modo de producción de objetos cotidianos, en este caso, vasijas. Es una obra relativa a la memoria de la tradición artesanal española. En la fotografía dispone armoniosamente los recipientes sobre fondos neutrales (grises, marfiles) sin repetir patrones de posiciones.

Bettina Geisselmann (Alemania). Agua seca, 2022. Fotografía sobre papel Hahnemühle.

Otras propuestas fotográficas también destacan dentro de la curaduría: en la serie de paisajes Solo la bruma sabe cuándo llegará su fin, Alain Cabrera ha enfocado el lente en una zona en el norte de Italia. Estas imágenes evocan la belleza bucólica y la serenidad natural. Pero el artista ha decidido manipular la imagen para provocar el efecto de la niebla y discursar así sobre la evolución espiritual del hombre frente a la naturaleza, o la naturaleza como personificación del camino existencial que debe ser recorrido y despejado.

Alain Cabrera Fernández (Cuba). Sólo la bruma sabe cuándo llegará a su fin. 2017-2020. Fotografía digital.

En A través de la ventana, Januar Valdés vislumbra lo poético en símbolos todavía efectivos dentro de la historia del arte fotográfico parar suscitar sensaciones: la lluvia a través del cristal, el ave en la ventana. Mientras, el italiano Mino de Vita en Clothes hanging on wires usa la prenda de vestir sobre el alambre como personificación del hombre; una extensión de él, que a veces es más abundante, entrecruzada a otras prendas (vidas) o se vuelve decadente.

Januar Valdés Barrios (Cuba). A través de la ventana, 2017. De la serie Reflejos. Fotografía digital.

Mino Di Vita (Italia). Clothes Hanging on Wires. Fotografía digital.

La museografía de Óptica de precisión está esbozada desde la exquisitez, mediada por el color, el minimalismo; con una iluminación que puede ser cálida o fría en dependencia del concepto de cada obra; y en la que el sonido de los audiovisuales expuestos no compite entre sí, pese al reducido espacio de la galería.

Farmacia, sustentado en el concepto de Memoria telúrica como sustrato del imaginario, trabaja con el ideal de reintegrar al ser humano a la tierra, y cree en el arte como proceso sanación. Este pensamiento se manifiesta en su estructura pedagógica y curatorial a partir de un sistema teórico que nace precisamente en lo telúrico y culmina en lo poético.

Juan Carlos Rodríguez Valdés (Cuba). Mirar al cielo, 2022. (A la memoria de negrito y tatú). Video en loop.

Además de Óptica de precisión, en su perfil de Instagram @Lafarmaciatelurica2 aparecen publicados una muestra del archivo del proyecto artístico pedagógico y la bitácora de las obras de sitios realizadas en Cuba, Brasil, Costa Rica, España, Guatemala, Irlanda, Estados Unidos y República Dominicana por artistas foráneos, para la exhibición Paisajes cómplices.

Próximamente, el proyecto estará inaugurando en la galería del Centro Provincial de las Artes Plásticas de Pinar del Río la tercera y última muestra concebida dentro del ciclo expositivo nombrado Aproximaciones, con obras de los artistas Yunior Pérez Rodríguez, Juan Carlos Rodríguez Valdés y Ana Karina Medrano.


0 comentarios

Deje un comentario



v1.0 ©2019     Desarrollado por Cubarte