La poesía latente en las paredes de Factoría Habana


la-poesia-latente-en-las-paredes-de-factoria-habana
Vista parcial de la exposición "La poética del vacío" en Factoría Habana durante la 14 Bienal de La Habana, noviembre de 2021 - abril de 2022.

Por: Amanda Font Martínez

Licenciada en Historia del Arte.

 

Fotografías: cortesía Factoría Habana.

 

Desde el inicio de los estudios filosóficos y científicos se definió la presencia de cuatro elementos fundamentales de la naturaleza —agua, aire, tierra y fuego— los cuales fueron considerados constituyentes básicos de la materia. Con el avance de los estudios alquímicos, se comenzó a hablar sobre la existencia de un quinto elemento, conocido como quintaesencia o éter. Esta nueva sustancia fue la manera de explicar la existencia del vacío, y por ello se entendió como el contenedor de las sustancias y procesos que tenían lugar en el universo.

Fundación Antonio Núñez Jiménez. El explorador, 2022. Videoinstalación.

En torno a la definición de estas cinco esencias de la naturaleza, se articula el discurso en La poética del vacío, exposición que se exhibe hasta el 31 de agosto en el Centro de Experimentación y Creación Contemporánea Factoría Habana.

Héctor Garrido. Velo 01, 2021. Fotografía aérea realizada desde avión tripulado.

La muestra se presenta como un poema visual, en el que la exaltación de la naturaleza adquiere una nueva connotación a través de un acercamiento mucho más realista y contemporáneo. Nos aleja de la visión bucólica e intimista ofrecida por las pinturas académicas, impresionistas o postimpresionistas, así como del componente profundamente crítico manejado por los artistas del Land Art o Earthworks para acercarnos a una mirada «otra», donde se logra conjugar lo idílico con una perspectiva más realista y actual. Podría interpretarse como «protesta» ante la acción negativa del hombre en el medio ambiente, pero en su esencia más pura, la exhibición busca transmitirnos la verdadera belleza de la Naturaleza.

Rafael Villares en colaboración con Alejandro Palmarola. Azúcar / Chapear el Monte. de la serie Alfabeto Rojo. Instalación.

La curaduría, de la mano experimentada de Concha Fontenla, funciona como el río que nos «arrastra» por entre las obras, las cuales parecieran flotar en el espacio galerístico. Iniciamos nuestro recorrido por la planta baja, con los Tatuajes de agua de Mauricio Cervantes, pasando por el Amazonas en un viaje en canoas con Antonio Núñez Jiménez y acercándonos al estudio de plantas cubanas en peligro de extinción con el Alfabeto Rojo de Rafa Villares y el botánico Alejandro Palmarola. En la primera planta nos reciben los impresionantes fractales de Héctor Garrido, que nos invitan a sobrevolar la Reserva Natural Parque de Doñana, en España; finalmente nos sumergimos en las profundidades oceánicas con las hermosas fotografías submarinas de Isabel Muñoz en su serie Agua.

Isabel Muñoz. Sin título. de la serie Agua, 2016. Fotografía.

Las piezas guardan relación con los elementos de la naturaleza, dando lugar a que el espacio galerístico se convierta en la representación subjetiva de la quintaesencia, funcionando como el espacio etéreo en el que se dan lugar todos los procesos estéticos derivados de los imaginarios creativos de cada artista.

Mauricio Cervantes. Linaje de Hiawatha. Tatuajes de agua, 2021.


0 comentarios

Deje un comentario



v1.0 ©2019     Desarrollado por Cubarte