La transdisciplinaria puesta en escena de una Womancraft


la-transdisciplinaria-puesta-en-escena-de-una-womancraft
"Womancraft", exposición de Leonor Menes Corona en la Pared negra de Fábrica de Arte Cubano.

Texto y fotografías: Alain Cabrera Fernández

 

Tarde pero seguro, pude asistir a la Pared Negra de la conocida Fábrica de Arte Cubano —un espacio tradicional en la promoción de nuestros más noveles fotógrafos—, pero ahora, por vez primera transgrede sus conceptos de exhibición para presentar una muestra transdisciplinar realizada por una sola artista. Bajo el título de Womancraft el público asiduo de FAC, más invitados, disfrutó durante los meses de septiembre y octubre la exposición personal de Leonor Menes Corona.

Vista general de la exposición Womancraft.

Al confrontar las obras desde la entrada al espacio descubrimos muchas maneras de crear que nos propone su autora y que inmediatamente remiten a distintos estados de ánimo, procesos ideoestéticos de reflexión-madurez-producción y sobre todo al tiempo transcurrido. Desde el confinamiento a causa de una pandemia que azotó al mundo por dos años, y del que Cuba no estaba ajena, nació la serie Del silencio y sus historias, análisis introspectivo resuelto en fotografías viradas al blanco y negro, donde un rostro se debate temeroso entre las sombras y los rayos de la luz que penetran en la estancia. Un juego “sutil” con esa sensación claustral.

Del silencio y sus historias (conjunto fotográfico), libro objeto y primeras obras de la serie Natura pieza.

De frente nos reciben las quince obras que conforman Natura pieza, conjunto fotográfico a modo de collage que narra en una doble actitud poética (visual y con apoyo de los títulos) el paso por la vida desde una perspectiva raigal femenina. “El arte de ser mujer es el oficio de ser tiempo”, advierte un breve aforismo del ensayista Noel Alejandro Nápoles González y que me atrevo a añadir “...de ser insularidad” que no es otra cosa que asumir la existencia humana como un intercambio natural. ¿Será por ello la presencia de la amplia gama de colores utilizada, intensa, tropical y que al final se apaga­ como un espectro?

Natura pieza, serie de fotografías manipuladas.

Una obra sirve de puente entre el primer y el segundo nivel de la Pared Negra. Ahí viene la noche sintetiza el discurso desplegado en la serie anterior y a su vez demuestra una técnica impecable de impresión fotográfica manipulada sobre papel manufacturado de hojas de plátano. Aquí se advierte el compromiso de Leonor con el arte del grabado. Por esta línea es meritorio mencionar la inclusión de un libro objeto que recoge en sus páginas pequeñas reproducciones de Natura pieza.

El rostro final y Ahí viene la noche.

Al acceder a la planta alta —según me cuentan, algo inusual para una misma exposición en este lugar—, la sorpresa es absoluta al revelar un nuevo conjunto de obras con técnicas mixtas: pintura, fotografía, encajes, materiales extrartísticos añadidos que llegan a romper con la bidimensionalidad de los encuadres. Formas abstractas que activan la percepción y la polisemia, como la posible figura de mujer bailarina/remolino que da nombre a esta puesta en escena.

Algunas obras en el segundo nivel de la Pared negra. en primer plano destaca la pieza Womancrft.


0 comentarios

Deje un comentario



v1.0 ©2019     Desarrollado por Cubarte