Quién le pone el cascabel a Reynerio Tamayo


quien-le-pone-el-cascabel-a-reynerio-tamayo
Reynerio Tamayo posa junto a la represenación de algunas de sus obras.

Por: Alain Cabrera Fernández

Crítico de arte, artista y curador. Editor de la revista Artecubano.

 

Imágenes cortesía del artista.

 

Reynerio Tamayo es un provocador de emociones. Su obra toda, fruto de una imaginación desmedida, genera disímiles sentimientos e invita a reflexionar sobre el arte y la vida, pero es en el humor gráfico —su práctica predilecta, acaso por demandar inmediatez en transmitir ideas concretas y que estas lleguen a una amplia cantidad de público, en estos tiempos también gracias a las redes sociales— donde alcanza mayor notoriedad por la fuerza expresiva de las formas mediante la síntesis de recursos visuales. El dibujo plano apoyado en la línea y el color con un mensaje directo, es capaz de ser comprendido (y disfrutado) más allá de credos, religiones y barreras idiomáticas.

Sin título, 2014. Tinta y técnica digital.

Sus temas son bien polémicos, generalmente equilibrados en conceptos contrapuestos como información/desinformación/manipulación, riqueza (obstentación)/pobreza (miseria extrema), poder = incompetencia/subordinación, entre otros... Desde hace varios años abundan representaciones de la guerra y sus consecuencias, símbolos de la dominación y el consumismo, obsesiones con las nuevas tecnologías y los mass media, la crisis mundial reflejada en el hambre y el control de recursos naturales, el problema ecológico como asunto vital para la humanidad. Ahora se suman ingeniosas escenas en torno a la Covid-19 que por dos años (y contando…) ha azotado a cada rincón del planeta. Y cómo, pese a tan difícil situación, el hombre siempre consigue salir a flote.

Sin título, 2021. Tinta y técnica digital.

«Sus temas son bien polémicos, generalmente equilibrados en conceptos contrapuestos»

Sin título, 2021. Tinta y técnica digital.

Otra de las ideas comunes en el repertorio del artista, tanto en la gráfica como en la pintura donde igualmente sobresalen sus dotes humorísticas, es la revisitación sistemática a la Historia del arte universal desde sus protagonistas hasta las obras hoy consideradas puros clásicos. Va del Paleolítico, al período Edo japones, sin olvidar el Renacimiento, el Modernismo o la Posmodernidad; el hombre de las cavernas, el Bisonte de Altamira, actos de plena caza, las reminiscencias egipcias (pirámides, momias, faraones, jeroglíficos), La gran ola de Kanagawa, La Gioconda con su sonrisa no menos enigmática que su autor, Van Gogh, Mondrian, Malévich, Warhol, y así sucesivos ejemplos. Aún cuando algunas de estas temáticas suelen repetirse en su producción, la originalidad prevalece a través de la parodia, la sátira y el doble sentido cargado de crítica social. Paradojas de una intertextualidad que trasciende incluso otras manifestaciones y experiencias.

Sin título, 2020. Tinta y técnica digital.

Sin título, 2021. Tinta y técnica digital.

A inicios de 2020, al implantarse las medidas sanitarias de confinamiento, Tamayo creó un perfil en Instagram desde el que subía —y lo sigue haciendo— sus trabajos. Quizás el objetivo primario fuera matar el aburrimiento que produce el encierro forzoso o socializar de modo virtual con amigos y seguidores, pero en cualquier caso tal acción contribuye a despejar entre los receptores, al menos por unos minutos, las múltiples causas del estrés cotidiano. Reirse, meditar y continuar adelante. Para quienes quieran disfrutar les dejo su cuenta en la red mencionada @grafitamayo. Pronto también tendremos su más reciente libro titulado Cannibal Planet que resume lo expresado aquí, con prólogo de Arístides Hernández (Ares) otro gran humorista gráfico al que le sigue un extenso bloque de imágenes.

Capturas del perfil del artista en la red social Instagram.

«Reirse, meditar y continuar adelante».

Cannibal Planet, un libro con una selección de obras desde 2010 que pronto estará disponible.

Recientemente Reynerio recibió el primer premio en la 37 edición del Concurso Internacional de Dibujo Humorístico Aydin Dogan, celebrado en Turquía. Entre 930 obras de artistas de casi un centenar de países el jurado no vaciló en destacar la calidad estético-formal de su propuesta con un discurso metafórico dirigido a las amenazas que sufren las comunidades autóctonas en diferentes regiones del orbe.

Sin título, 2020. Tinta y técnica digital.

Bienvenidos entonces premios, publicaciones y la prolífica obra que representa a esta pequeña Isla allende los mares.


0 comentarios

Deje un comentario



v1.0 ©2019     Desarrollado por Cubarte