93 aniversario del natalicio de Antonio Vidal. Premio Nacional de Artes Plásticas 1999


93-aniversario-del-natalicio-de-antonio-vidal-premio-nacional-de-artes-plasticas-1999
"(...) Antonio Vidal recibe el Premio Nacional de Artes Plásticas, y el arte, halagado, se mueve satisfecho en su poltrona: sabe que se ha premiado a uno de aquellos que lo entienden bien, a un pintor de obra sólida y precisa. Los artistas, entretanto, sonríen y sienten como propio el elogio a un colega de quien conocen la parquedad más sabia y la dedicación más sostenida, y a quien admiran por la obra coherente tanto como por el magisterio infatigable. Antonio ha sido una presencia constante, a vees soterrada, en el panorama de nuestras artes plásticas durante las últimas cinco décadas. Su amigo y camarada de aventuras generacionales, el pintor y poeta Fayad Jamís, lo retrató vivamente en el título de un poema inolvidable: Antonio silencioso.
Absorto en su silencio -un silencio urdido con la molestia, el insomnio, los cigarrillos y el olor del aguarrás y la linaza-, Antonio logró que lo dejáramos en paz, que incluso, por momentos, lo olvidaremos. Así pudo quedarse, todo el tiempo y sin apuros, ante lo único que verdaderamente le ha importado: su pintura, sus alumnos, y el mundo según se vive y se percibe desde su apartamento en Centro Habana. (...)".
Fragmentos de: "Antonio Vidal, absorto en su silencio", palabras pronunciadas por Antonio Eligio Fernández (Tonel) en la entrega del Premio Nacional de Artes Plásticas el 30 de noviembre de 1999.

0 comentarios

Deje un comentario



v1.0 ©2019     Desarrollado por Cubarte