Anyelmaidelín Calzadilla: “Apostamos por la presencia de la gráfica en la cotidianidad”


anyelmaidelin-calzadilla-apostamos-por-la-presencia-de-la-grafica-en-la-cotidianidad

Tradición y modernidad se dan la mano en el Proyecto Artístico Class--Room de la Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro, el cual brinda apoyo a los jóvenes creadores interesados en el uso del grabado y las artes gráficas como medios de expresión.

La iniciativa que, en su cuarta edición, viene desarrollándose desde inicios del actual año en medio de las dificultades que impone la pandemia, debe su surgimiento a la artista Anyelmaidelín Calzadilla, profesora y jefa de la Cátedra de Grabado en la histórica institución, quien accedió gentilmente a un diálogo con el Periódico Cubarte.

“El proyecto surgió hace aproximadamente seis años. Cada edición consiste en un taller complementario que realizó con los estudiantes de la Academia San Alejandro, específicamente con los de la especialidad de grabado, como parte del programa de estudios que tiene dicha cátedra para complementar el aprendizaje de la gráfica como lenguaje, más que del grabado en sí mismo.

Los estudiantes pueden ser de cualquier nivel, lo que sí tienen en común es el interés por explorar otras herramientas o utilizar las tradicionales del grabado para crear obras que tengan un diálogo con otras especializaciones o con otras maneras de expresarse, como son la instalación, la acción performática, la fotografía y, sobre todo, con la apropiación como recurso creativo.

De hecho, el logotipo con que el proyecto se presentó desde sus inicios es el del Rent Room que la ONAT dio a las personas que se dedican a alquilar, específicamente a extranjeros, ya que era en aquel momento un elemento muy visible en la ciudad. Del mismo modo, el proyecto intenta sostener un diálogo permanente con la cotidianidad habanera; o sea, apostamos por la presencia de la gráfica en la cotidianidad”.

Ocho estudiantes de la Academia, tres jóvenes graduados de dicha institución y los profesores Alejandro Dopico y Miguel Osorio, forman parte del equipo que lidera nuestra interlocutora.

“Cada edición tiene puntos en común y puntos que difieren con la anterior. Todas han compartido la utilización de los medios gráficos como principal recurso de expresión, vinculándolos generalmente con la instalación; la creación en un gran por ciento de obras de colectivas en las que puede suceder que uno de los participantes haya generado la idea y el resto participe en su materialización; al igual que el abordaje de temas relacionados con la gráfica como lenguaje para expresar determinados asuntos presentes en la vida cotidiana del país, ya sean de tipo personal, de preocupación colectiva, etc., y su presencia en el ámbito de lo cubano, de la vida cotidiana en nuestro país.

En cuanto a esta edición, creo que la diferencia que va a marcar en relación con las anteriores es, en primer lugar, que se realiza en medio de una pandemia, la cual ha determinado que todo el proceso creativo se haya realizado a través de las redes sociales, específicamente de whatsapp, con ejercicios que les explicaba a través de esa vía, la misma que ellos utilizaban para hacerme llegar sus ideas al respecto. Solo tuvimos encuentros físicos muy puntuales para la elaboración técnica de las obras”.

Acerca de la exposición que da cierre a esta edición del proyecto, prevista para realizarse a mediados de septiembre próximo en Galería La Nave, la artista apuntó:

“En este caso, la exposición tendrá como sello identificativo la exhibición de obras que poseen dos componentes: uno virtual y otro real.

En determinada parte del proceso nosotros creamos obras que funcionaron como publicaciones en Facebook y realizamos algunas acciones en Whatsapp. Convertidas ya en publicaciones, estas obras tienen un enlace, un dato técnico, el cual fue llevado a un código QR que estará estampado en los elementos que forman parte de los objetos-arte o instalaciones que se exhibirán en la galería.

De esta forma, una vez que se inaugure la exposición, los espectadores podrán acceder a la otra parte de esas obras escaneando dichos códigos”.

Al resumir la experiencia de esta cuarta edición del Proyecto Artístico Pedagógico, señaló al Periódico Cubarte:

“Para mí ha resultado un proceso muy intenso el haber elaborado todo esto conjuntamente con los estudiantes y los otros dos profesores. Como era de suponer, en esta oportunidad las obras tienen una marcada influencia de la situación de aislamiento social en que vivimos y todo lo que se desprende de ello. Ha sido un proceso muy interesante y laborioso”.


0 comentarios

Deje un comentario



v1.0 ©2019     Desarrollado por Cubarte