Pin Ball, arte joven en la Servando


pin-ball-arte-joven-en-la-servando

Por: CECILIA CRESPO

La muestra Pin Ball quedó inaugurada  hace solo unos días en la céntrica Galería Servando del vedado capitalino.

Obras de varios jóvenes artistas recién egresados del Instituto Superior de Arte podrán disfrutarse en este espacio hasta finales el mes de agosto. Se trata de una propuesta colectiva con el sugerente título de un juego de salón mecánico a base una bola impulsada por un resorte que corre por un tablero con diversos componentes electrónicos.

Pueden apreciarse obras de diversos géneros, estilos, expresiones y formatos como es habitual en muestras en que convergen diversos creadores bajo un criterio curatorial común como en este caso.

La exhibición se distingue por el propio dinamismo del Pin Ball, juego que se caracteriza por “Las obras son petardos, resortes u otro elemento electrónico del juego, a simple vista hay una diversidad formal y discursiva. Cada pieza expuesta representa el genio creador e individual de cada artista, que si algo los une es la meta de trasgredir o golpear lo institucionalmente establecido por el arte”, expresó la profesora del ISA Laritza Suarez del Villar en el plegable de la muestra, que propone en algunos casos soluciones creativas novedosas y en otros recursos como el reciclaje artístico de elementos como el propio pin ball en disímiles ocasiones versionado.

Las primeras piezas que se observan son las de Brenda Cabrera. Se trata de tres obras que emplean la técnica de impresión y montaje fotográfico sobre PVC. “Mi propuesta consiste en desarrollar un imaginario de identidades sexuales, genéricas y biológicas en la virtualidad, particularmente dentro del fenómeno del NFT y la Web 3 como estructura descentralizada con tecnología blockchain: estas estructuras potencian y despliegan conceptos como los avatares, la construcción de la identidad en el ciberespacio y el Metaverso. Me interesa indagar sobre la identidad sexual y sus vertientes dentro de este nicho, así como las políticas corporales y domésticas, pues mis Prototipos vienen a ser sujetos que fundan sus propios sistemas de coexistencia, y que son interpretaciones acerca de las dinámicas de los sistemas de poder; que abarcan desde los eventos de carácter doméstico hasta lo macrosocial. Estos ambientes enrarecidos son la plataforma que he encontrado para cuestionar estereotipos y moldes preestablecidos en los sistemas de relaciones interpersonales.”, expresó la novel creadora.

 

 

Síndrome de vómito cíclico, se titula la obra de Héctor Onel Guevara. “La pieza consiste en la acumulación de imágenes por superposición, las cuales son pintadas y borradas cíclicamente sobre la misma superficie pictórica. La selección de imágenes parte de una familiaridad particular con las Vanitas dentro del género Bodegón o Still Life, y la justificación para discursar sobre el apetito visual como instinto humano, el gusto como elemento sensorial y los alimentos como fuente de signos. El proceso de acumulación y la temporalidad de los elementos representados, son los detonantes para discursar sobre una realidad que se presenta indigesta. Las imágenes son trabajadas y presentadas desde un plano superior o cenital, que busca subvertir la noción tradicional del cuadro como ventana y dándole carácter de sedimento pictórico. El título de la pieza es la suma de los títulos de los cuadros que la van conformando. Concibo la exposición como un corte en el proceso de producción de la pieza y no la finalización de la misma.

We like to make money, se titula la obra de Ups, una entidad colectiva de creación visual. “Trabajamos con la frontera entre realidad y artificio, generando situaciones abiertas con los atributos  que son propios de cada contexto. Nuestro objetivo principal es poner a prueba los conceptos de ficción y simulacro dentro y fuera del campo del arte”, expresan los artistas sobre su quehacer. A propósito de esta obra comentaron “La comercialización del arte en Cuba ha sido vista desde sus inicios en la distinción o peculiaridad con respecto a los parámetros del mercado internacional. Debido a la ausencia de un mercado consistente solventado por la institución, los artistas comúnmente recurren a soluciones piratas, exhibiendo en espacios independientes, en sus estudios, etc. con el afán de ser comprados por coleccionistas extranjeros o turistas. En el peor de los casos muchos artistas terminan empleándose en actividades distantes al arte para obtener algún sustento económico. A manera de intervención, en la Galería Servando, proponemos la realización de una acción que involucra la puesta en marcha de 2 dispositivos relacionados entre sí. La acción es un posicionamiento frente a la ausencia de un Mercado del Arte en Cuba. Evidencia nuestra proyección económica como artistas y la manera en que enfrentamos el problema de vivir de nuestro trabajo.”, concluyeron.

Omar Tirado propone Intruso. “Se trata de un proyecto en desarrollo, con el pretendo estudiar la interacción de los individuos en el hogar, los lenguajes simbólicos  de los objetos y contextos cotidianos analizados a través de su dinámica en los espacios exteriores y en los hogares. Entendido como un espacio autónomo como un filtro cultural donde se asientan una serie de símbolos y las relaciones sociales se desarrollan en una escala que facilita su estudio a través de una población en específico en cierto modo tienen una dosis de microhistoria enfocada desde las artes visuales ya que analiza acontecimientos personajes u otros fenómenos que en cualquier otro tratamiento de las fuentes pasarían inadvertidos. Pretendo crear un modelo de tipo rizomatico conformado a partir de imágenes que nos permita una valoración sobre cómo nos comportamos dentro de estos ambientes y que tipo de lenguaje manejamos y como se presenta la persona en su cotidianidad habiendo énfasis en el estudios de las variables y los escenarios que manejan el sentido de estos símbolos en su convivencia  el dibujo y la pintura son empleados enre dos polos fundamentales  por un lado como una forma de estudios de inventario y por el otro aprovechando la propia naturaleza palstica de los materiales  recreo nuevos escenarios quiza mas oníricos y abiertos sin una narrativa preconcebida utilizando imágenes en formas decollages despojadas de su sentido original, como esas cosas que acumulamos y no sabemos en ocasiones como llegaron a nosotros y que van de un conexto al otro quedándose atrapadas en en la Babel ordinaria del día a día.”.explicó el artista.

Yamil Orlando propone la Serie Cruces, una video proyección a color de treinta videos de casi tres horas. Incluye la Proyección, con audífono “Creatio ex Nihilo” (la creación no viene de la nada) En esta contemporaneidad, llena de visualidad y de imágenes repetitivas, considero que el artista llega a ser más bien un reorganizador de información. Esta obra pretende, con la recreación de tomas de películas cubanas, hacer alusión al proceso artístico, corrompido, que pone en tela de juicio la originalidad de la propia obra. Las imágenes están acompañadas por un audio, que responde a tres personajes distintos interpretados por mí y reproducidos al mismo tiempo a modo de catarsis mental”. Explicó el autor.

El lugar que nunca fue, es la propuesta de Daimely Lorenzo Nuñez a base de selfies, autoretratos, dibujo y pintura. “Me interesa presentar una serie de “imágenes”coleccionadas. Una serie de obras que son simplemente momentos de la vida cotidiana, imbuidos de un gusto personal, una estética elaborada automática. Desde dibujos, objetos, fotografías, pinturas, libros e instalaciones conformarán esta exposición, cuyo principal objetivo es mostrar el trabajo que he llevado durante los anteriores 2 años. Manifestando en ellas mis propios conflictos personales, así como mi propia manera de apreciar los fenómenos que me acontecen desde una perspectiva tanto íntima como contemplativa. Conceptos como intimidad, espacio, lugar, objeto encontrado, serán importantes para la concepción de este proyecto. Muchas de las obras se encuentran en proceso de elaboración y constante crecimiento. El montaje final estará en dependencia del espacio, no hay límites demasiado marcados entre una y otra. No me interesa generar un environment, pero sí la relación e interconexión entre las imágenes, por tanto considero todo un gran cuadro con distintos tópicos en sí mismo, expresó la artista.

 

 


0 comentarios

Deje un comentario



v1.0 ©2019     Desarrollado por Cubarte