Un lugar para los abstractos cubanos


un-lugar-para-los-abstractos-cubanos

Por: MAYA QUIROGA

La historia del arte abstracto en la Mayor de las Antillas está estrechamente ligada al Lyceum y Lawn Tennis Club de El Vedado, ubicado en Calzada y 8. Hace 80 años, por iniciativa del escritor Alejo Carpentier, se exhibieron en la galería de esa sociedad femenina 18 obras, entre óleos y gouaches, originales de Pablo Picasso, maestro español considerado como uno de los monstruos sagrados de la vanguardia del siglo XX, en especial de la abstracción.

Al decir de la Doctora Graziella Pogolotti esa muestra promovida por el autor de El siglo de las luces “abrió un espacio para la vanguardia artística cubana que se había ido desarrollando a partir de los años 20” y la galería del Lyceum devino “espacio de legitimación, de reconocimiento social, de difusión y debate en relación con la renovación del arte en el siglo XX”.

Siete años después, en septiembre de 1949, la galería de Calzada y 8 acogió la primera exposición de arte abstracto en Cuba: una muestra personal titulada Composiciones de Sandú Darié, con obras del artista rumano-cubano, advierte el Doctor en Ciencias Ernesto Menéndez-Conde en su libro Trazos en los márgenes. Arte abstracto e ideología estética en Cuba (Ediciones Dador. Madrid-Nueva York, 2019).

Con la inauguración, en abril de 1953, en la Galería La Rampa, de la exposición 11 pintores abstractos contra el golpe de estado de Batista y el 28 de enero de 1954, en el Lyceum del Vedado, de la muestra Homenaje a José Martí: Plástica Cubana Contemporánea, conocida como Antibienal o Bienal Antifranquista, confluyen las tres generaciones activas del modernismo cubano: la del veinte o vanguardia histórica, la del cuarenta y la de artistas abstractos, nucleados alrededor de Los Once y Diez Pintores Concretos.

ENTRE LA GALERÍA Y WHATSAPP NACE ABSTRACTOS CUBANOS

No es casual entonces que fuera en el habanero municipio Plaza de la Revolución donde, en la segunda década del siglo XXI, naciera la idea de aunar en un grupo a los artistas abstractos que cultivan actualmente esa manifestación en toda Cuba.

El principal impulsor de la idea fue el pintor, profesor y curador Abenamar Bauta Delgado, autor de una amplia obra abstracta que ha exhibido en eventos nacionales e internacionales y quien labora como especialista en el Centro Experimental de las Artes Visuales “José Antonio Díaz Peláez”, ubicado en 23 y C, en El Vedado.

Cuenta Abenamar que, en el año 2019, presentó un proyecto a la Dirección de Cultura de Plaza de la Revolución, con el nombre de Movimiento de Arte Abstracto Cubano (MAAC), que tiene entre sus objetivos unir y promover a los más de cien artistas abstractos que crean hoy en Cuba y generar una serie de espacios expositivos, a lo largo y ancho de todo el territorio nacional, donde se autentifique este tipo de creación pictórica.

“Ya teníamos contacto con esos artistas porque, desde 2013 hasta la fecha, había participado en varias exposiciones y había compartido con ellos la inquietud de crear un espacio único que los agrupara a todos porque existen encuentros regionales en provincias como Sancti Spíritus y Las Tunas donde hay cultores de la abstracción, pero no un movimiento nacional. En el 2018 propusimos la exposición Sinceramente abstractos, en el Centro Experimental de las Artes Visuales”.

Explica Bauta Delgado que cuando le presentaron el proyecto a Harold Vergara, director de cultura de Plaza, debatieron con él sobre las intenciones que tenía y fueron puliendo el documento hasta que llegaron a una guía, con un orden y una estrategia lógica a seguir desde la base o espacio latente del MAAC que iba a ser el Centro de 23 y C, con su galería Belkis Ayón, para proyectarse de lo municipal a lo provincial, nacional e incluso internacional.

“En el 2019 inauguramos la primera exposición que se llamó In situ donde se vinculaban las dos galerías de la Dirección de Cultura de Plaza: la Carmelo González, de la Casa de la Cultura de Calzada y 8 (antiguo Lyceum del Vedado) y la Belkis Ayón, de 23 y C”.

Con el aislamiento social impuesto por la pandemia de la Covid-19 ya les habían otorgado los permisos para llevar adelante el proyecto, pero fue inevitable volcarse hacia el escenario digital. En ese contexto vio la luz el grupo de WhatsApp “Abstractos Cubanos”, con artistas de toda la nación y algunos radicados en España y los Estados Unidos.

“A los nuevos miembros del Grupo les pedimos que envíen fotos para crear una base de datos de los artistas, sus obras y que nos informen también que están haciendo. Es un grupo dinámico, unido, todos sus integrantes son muy amistosos, simpáticos y muy entusiastas.

“Se han realizado 15 exposiciones entre virtuales y presenciales, tres fueron personales y varias colectivas. Entre ellas está la muestra titulada At Home. Fuimos organizando exposiciones con instituciones de otras provincias como Holguín (Todos Abstractos), La Cruzada, de Conjunto con el Proyecto Artístico Cultural La Cruzada de Las Tunas; Mayo Abstracto y Geometría Insular, que primero fue virtual en Cuba y luego la llevamos a Oaxaca, México. En la Bienal de La Habana participamos, desde lo virtual, con La libertad del espacio.

PRIMER SALÓN DÍAZ PELÁEZ

“Ya habíamos cumplido con varios de nuestros objetivos. Tenemos la página de Facebook de la Galería Belkis Ayón, el Grupo Abstractos Cubanos que cuenta con más de 1700 miembros entre artistas y simpatizantes. Creímos que era necesario fundar el I Salón de Arte Abstracto Díaz Peláez cuya convocatoria íbamos a lanzar desde La Habana.

“A pesar de no ser considerado nacional participaron en él artistas de varias regiones del país, algunos que no formaban parte del Grupo de WhatsApp. No pensamos que la convocatoria iba a tener tan buena acogida, pero fue una grata sorpresa”, advierte Bauta Delgado.

El 1er Salón Díaz Peláez fue inaugurado el 15 de septiembre, con muy poca atención por parte de la prensa nacional. Si tuvo amplia resonancia en los medios digitales de las localidades donde radican los artistas que no son de La Habana y encontró eco en algunas agencias de prensa extranjeras. Estará abierto en la galería Belkis Ayón hasta el 15 de octubre. Aunque no fue competitivo contó con la participación de creadores de diez provincias, incluidas Villa Clara, Sancti Spíritus, Granma, Guantánamo y Las Tunas.

“Decidimos después del levantamiento de las restricciones por la Covid-19 que lo más importante era vernos cara a cara, saludarnos, estar juntos y establecer un punto de partida hacia nuevos salones donde sí se entregarán premios a artistas tanto profesionales como aficionados y emergentes”.

Fue premiado por el Centro de Artes Plásticas y Diseño de La Habana, el artista Luis Enrique García Hourruitiner (Sancti Spíritus). (Tomada de la página de Facebook de la Dirección de Cultura de Plaza)

En esta ocasión, el Jurado otorgó menciones, basadas en la excelencia de las piezas a: Luis Enrique García Hourruitiner (Sancti Spíritus), Luisan Cabrera (Las Tunas), Raylven Friman (Bayamo, Granma), Erick González (Caibarién, Villa Clara), José Omar Torres, Kender Santiago, Mario González, Alejandro Alfonso, Arturo Wong, Radimis Miguel Borges, Aramís Santos y Carlos Parker, estos últimos de la capital. Mientras que el Centro de Artes Plásticas y Diseño de La Habana premió a Parker y Hourruitiner, antes mencionados.

Fue premiado por el Centro de Artes Plásticas y Diseño de La Habana el artista Carlos Parker, de la capital cubana. (Tomada de la página de Facebook de la Dirección de Cultura de Plaza)

Como parte del MAAC, sus gestores han procurado buscar los antecedentes de anteriores salones competitivos de arte abstracto en Cuba: “Queremos documentarnos más, indagar, averiguar, preguntarles a los investigadores. Nuestro Salón lo bautizamos en honor a ese gran artista que fue José Antonio Díaz Peláez.

En opinión del curador, el valor de este Salón radica en que se puede ver lo que ha sucedido con la creación pictórica abstracta en los últimos tres años, durante el período pandémico y post pandémico.

“Para la próxima edición, sin abandonar la galería de 23 y C, que se ha vuelto la sede de la abstracción en La Habana, pensamos agregar los espacios del Centro Provincial de Artes Plásticas y Diseño, conocido como Luz y Oficios, donde se pueden exponer obras de mayor formato. En este primer Salón los artistas asumieron el reto de hacer obras no mayores de 80 cm.

“Creo que debemos mejorar la divulgación a la hora de lanzar la convocatoria para que llegue a más artistas de toda la Isla a través de los Consejos Provinciales de las Artes Plásticas”.

Entre los objetivos por materializar se encuentran: la generación de espacios de intercambio de información, conferencias, talleres y clases magistrales, gestar proyectos de carácter comunitario sobre la temática y contribuir a visibilizar la abstracción hecha por mujeres en Cuba, a través de muestras personales y colectivas.


0 comentarios

Deje un comentario



v1.0 ©2019     Desarrollado por Cubarte